¿Preparado para el eclipse parcial de Sol del 21 de Agosto?

El próximo 21 de agosto se observará un eclipse de Sol su fase total en Estados Unidos, y en fase
parcial desde Canadá hasta Ecuador y el norte de Brasil, incluyendo Colombia y Venezuela.

En Bogotá el evento tendrá una duración total de 2 h y 5 min y el momento de máximo
oscurecimiento (24%) será a las 2:43 p.m.

Los eclipses son consecuencia de la revolución de la Luna alrededor de la Tierra. Cuando la Tierra, la
Luna y el Sol se encuentran precisamente alineados, la Luna a veces bloquea al Sol -eclipse de Sol- y
en otras, pasa por la sombra de la Tierra -eclipse de Luna-. En el caso de los eclipses de Sol tenemos
una perspectiva que es muy especial en el Sistema Solar: mientras que la Luna tiene un diámetro 400
veces menor que el Sol, sucede que está 400 veces más cerca, y es por esta extraordinaria coincidencia
que los dos astros tienen el mismo tamaño aparente ante nuestros ojos.

Así, en el denominado eclipse total, la Luna cubre completamente al Sol y durante algunos minutos
un cono de oscuridad recorre una estrecha faja de nuestro planeta. Esto sucede cuando la Luna se
encuentra en el punto orbital más cercano a nosotros. También puede producirse un eclipse anular si
la Luna se encuentra en su mayor distancia a la Tierra y no oculta completamente al Sol, siendo
visible una especie de anillo. Y cuando la Luna solo coincide con una parte del Sol, se produce un
eclipse parcial, lo cual será el caso para Colombia.

Observación del eclipse de Sol
La observación de un eclipse de Sol es muy peligrosa para la visión si no se hace en forma adecuada.

El Sol debe ser tratado con gran respeto; apenas una breve visión directa sin ninguna protección
puede causar una lesión severa en los ojos o ceguera permanente. Durante los eclipses de Sol la
ocurrencia de accidentes es mayor puesto que miles de personas tratan de observar el fenómeno, y la
lenta disminución del brillo solar hace que se pierdan precauciones. Entonces el asunto se puede
concluir así:

1. Nunca observe el Sol directamente sin protección.
2. Nunca observe el Sol con binoculares o telescopios a menos que esté seguro de utilizar los
filtros y las técnicas adecuados.
3. Si no está seguro de lo que hace, observe el eclipse mediante las transmisiones directas en
red.

La observación segura del Sol y del fenómeno de los eclipses solares puede realizarse de diversas
formas. En todos los casos, la presencia de niños debe estar supervisada por adultos.

Caja de Cartón

Resultado de imagen para eclipse de sol caja de cartonEste método es similar a la cámara oscura, es sencillo, seguro y permite una observación completa del fenómeno. Se trata de proyectar la imagen del Sol sobre un papel blanco capturada a través de un pequeño agujero, como el
producido por un alfiler. Se debe emplear una caja de cartón, lo bastante larga para obtener una imagen de
buen tamaño.

En un extremo se realiza un corte cubierto por un papel de aluminio sobre el cual se perfora un pequeño
agujero, y en el opuesto el pedazo de papel.

Sosteniendo la caja sobre la cabeza, opuesta al Sol, se observa la proyección sobre el papel. Este método es ideal, especialmente para niños. Recuerde que la idea es mirar la imagen proyectada sobre el papel y no observar a través del agujero.

Filtros
La única manera de observar el Sol directamente es empleando filtros especialmente diseñados para
este propósito. Los más conocidos son los Filtros Aluminizados Mylar y el Filtro de Soldadura N°
14. Hay que tener siempre presente el riesgo de lesión por descuido y con los niños es recomendable
una estricta supervisión. Otros filtros “caseros” como lentes oscuros, negativos de películas,
radiografías, vidrios ahumados y plásticos de colores nunca deben usarse. Aunque parezcan
oscurecer casi por completo el brillo solar, sencillamente estos sistemas dejan pasar la radiación
invisible, infrarroja y ultravioleta, extremadamente peligrosa.

Telescopios y binoculares

La observación de eclipses de Sol con instrumentos ópticos, sólo puede ser efectuada por personas
con un adecuado conocimiento de las técnicas de observación pues es alto el riesgo de lesión por
descuido. Cualquier filtro para telescopio, binocular u otro instrumento óptico debe estar diseñado
especialmente para el instrumento y el propósito, y siempre debe colocarse en el frente y nunca en el
ocular. Además hay que asegurarse que el filtro solar esté firmemente asegurado. Nunca utilice
ningún filtro puesto entre sus ojos y el binocular o telescopio.