El heredero del Jogo Bonito triunfo sobre los nervios de Lanús en su casa

“¡Tricampeão, tricampeão!”  gritaban los vencedores entre saltos.

Lagrimas de alegría y de tristeza se mezclaron en el estadio La Fortaleza. Gremio celebró su tercera victoria en la  Copa Libertadores, mientras que Lanús en casa no obtuvo formula para alcanzar al menos  los penales, pues el compromiso termino 2 – 1.

Lanús queriendo  hacer proeza para obtener su primera Copa Libertadores, quitó del camino en la previa a los poderosos San Lorenzo y River, sin embargo no logró sacar la gasolina extra para combatir al heredero del Jogo Bonito, Gremio ganó en Porto Alegre 1 – 0 y demostró su superioridad en Fortaleza ganando 2 – 1.

La superioridad de Gremio se evidenció desde el pitazo inicial, fue inteligente, ningún jugador permitió que los nervios de la final se apoderaran de sus jugadas, lo que los llevó a  presionar dónde y cuándo era correcto.

Por el contrario Lanús entró al campo de juego nervioso, en los primeros veinte minutos ya se había llenado de infracciones, recibió  dos tarjetas amarillas y perdió el poder de la tenencia de la pelota.

En el minuto 27 el jugador de Lanús José Luis Gómez no controlo la pelota, lo que aprovecho Fernandinho de Gremio con rapidez para robarla e irse corriendo hacia el arco, donde remató fuerte cara a cara con Andrada, abriendo el marcador  0 – 1 en casa Argentina.

Al micrófono de  TyC Sports, Gómez conteniendo las lagrimas se refirió a la jugada como “Le quiero pedir perdón a la gente de Lanús y a mis compañeros. Me quiero retirar porque me siento culpable”.

Sin embargo el presidente Nicolás Russo, opinó “Es un pibe joven y está dolido. Es un jugadorazo y esto va a pasar”, dijo. “Es apenas una calentura del momento”, expresó el capitán Maximiliano Velázquez de acuerdo a La Nación.

Lo que si no va a pasar es la historia del compromiso que enmarco las emociones en el estadio. A los 41 minutos Luan se lleno de técnica y seguridad frente a la defensa de Lanús aplicando el fútbol brasileño, domino el balón y pateó de globito dejando al arquero sin armas para tapar lo que fue el segundo gol de Gremio. 0 – 2.

El segundo tiempo fue lleno de muchas más energía, Lanús se levantó de ánimo y puso a temblar a Gremio, empezó a manejar la pelota con seguridad e intentó dejar los nervios en el camerino, la convicción atrajo el gol de la honrilla en los pies de Sand, el gol fue mediante un cobro de penal, se jugo el arquero hacía su derecha, por tanto el cobro fue hacia su izquierda.

Mientras transcurrían los minutos desde las tribunas se escuchaba, “¡Dale, dale Gremio!” acompañado del movimiento de banderas, al igual que las camisetas celestes, blancas y negras. El pitazo final llegó para que los hinchas y jugadores de Gremio celebrarán su tercer triunfo en la Copa Libertadores, después de las conseguidas en 1983 y 1995.

Los  datos:

  • 1. Gremio ganó diez encuentros y perdió dos.
  • 2. Renato Gaúcho, también hizo historia al haber ganado como jugador y ahora como técnico.

 

Foto: La Nación