En Soacha se brinda rehabilitación integral a la población con discapacidad

Más de 100 millones de pesos fueron invertidos por la Alcaldía de Soacha y la Fundación Cirec, para la rehabilitación integral, entrega de ayudas técnicas y apoyo de unidades productivas para la población con discapacidad.

Se hizo entrega de 63 ayudas técnicas entre caminadores, muletas axilares y bastones guías con un valor cercano a los $6 millones, al igual que apoyo con maquinaria y materia prima a tres proyectos productivos con un valor total de 21 millones de pesos.

Juan Eduardo Diaz tiene una discapacidad visual parcial desde los 4 años, hoy a sus 38 años sonríe al ver los proyectos que se ha planteado cumplidos, él no siente que tenga una discapacidad, pero sí se enfrenta a diario con la indiferencia de la sociedad y la falta de oportunidades en el sector académico y laboral; por eso decidió que no tendría límites para vivir y acudió al proceso de rehabilitación que le permitió adaptarse a la sociedad.

Se levanta todos los días muy temprano, entrena atletismo y luego se pone el delantal para hacer galletas, tortas y otros productos que venden puerta a puerta junto a su novia Jhasbleidy Melo, quien también padece de ceguera total. No tenían planeado fortalecer la idea de negocio, pero recibieron capacitaciones por parte de la Alcaldía de Soacha que los motivó a hacer su proyecto sostenible.

Las capacitaciones en productividad hacen parte de los diferentes temas orientados al fortalecimiento de la Rehabilitación Basada en Comunidad (RBC) que estableció el Gobierno local para empoderar a los cuidadores y población con discapacidad en diferentes temas; por eso, el alcalde de Soacha, Eleázar González manifestó que para el próximo año se fortalecerá la entrega de ayudas productivas “generando autosostenibilidad desde los hogares y a su vez generando empleo”, este año se realizaron esfuerzos para despertar en ellos el deseo emprendedor.

Alrededor de 30 personas entre cuidadores y población con discapacidad participaron de los tres talleres en temas como lenguaje de señas, fortalecimiento espiritual, generación de prótesis con material reciclable, síntomas de alerta, cuidados a los pacientes y acompañamiento para crear una idea de negocio o fortalecerla, postulándolas al cierre de las capacitaciones para recibir ayudas en materia prima y maquinaria.

Juan, fue uno de los beneficiarios porque además de trabajar con su novia, también vinculó a María Teresa, una persona mayor que tiene una discapacidad visual total. Los tres hoy tienen un proyecto para tener una panadería, por eso la dotación que recibieron fue el primer “granito de arena” para consolidar su iniciativa que les permitirá ser independientes y productivos.

Más de 500 personas participaron de los talleres que se desarrollaron a través de la Gerencia de Población con Discapacidad de la Secretaría de Desarrollo Social y Participación Comunitaria, generando una mayor conciencia en los ciudadanos a la hora de brindar atención o acompañamiento a alguna persona con discapacidad, además, de sumar esfuerzos para cerrar la brecha de imaginarios de que los límites son físicos y no mentales.

 

Fuente Alcaldía de Soacha