Cuatro inocentadas para los colombianos en este 2017

El 28 de diciembre es conocido por ser “el día de los inocentes“,  con solo escuchar su nombre ya nos morimos de risa, aunque en realidad es “el día de los santos inocentes”, se conmemora la matanza de cientos de niños menores de dos años que murieron a causa de la orden del rey Herodes, quien tenía como objetivo matar a Jesús.

Con el paso de los años  toda costumbre ha cambiado, hoy 28 pasamos de una fecha religiosa, a una fecha donde recordamos las situaciones graciosas y curiosas del año.

En este especial vamos a recordar cuatro inocentadas que hemos tenido que vivir los colombianos en este 2017.

Número 1: Llantas de TransMilenio se creen con poderes

El viernes 1 de diciembre en la estación calle 100 de la Autopista Norte en las horas de la noche, una llanta  se desprendió de un articulado, como si su intensión fuera salvar a los carros del trancon golpeó dos vehículos, el susto fue más grande que cualquier herida.

 

Número 2: El transporte es tan bueno que hasta las cucarachas viajan en TransMi

Como si se tratara de la famosa película de los años 90, “El cuchitril de Joe”, varios ciudadanos lograron disfrutar de la presencia de cucarachas. Los hechos sucedieron el 10 de agosto y fueron dados a conocer gracias al vídeo que realizó una usuaria.

Número 3: El deprimido se inundó

¿De tanto llorar? ¿Tan bien hecho? son algunas de las preguntas que se realizaron los ciudadanos el 14 de mayo, día en que las fuertes lluvias inundaron la obra que era esperada hacía 10 años. Según vecinos la emergencia fue resuelta en 60 minutos, de acuerdo a IDU, Alcaldía Mayor de Bogotá, Empresa de Acueducto y Alcantarillado la situación fue normalizada en 15 minutos. ¡Así o más deprimido!

Número 4: Hasta las calles en Colombia tienen hambre

Es cierto que la situación en Colombia por el proceso de paz no está nada bien, de hecho este diciembre el comercio estuvo bastante flojo, pero tanto para que hasta una calle se quiera comer un carro. ¿?

El 4 de abril  en la Avenida Boyacá con calle 43 A sur un hueco gigante se comió un carro que transitaba muy normal por el sector. El susto fue tremendo.  ¡Que inocentada!